Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, obtener estadísticas y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en "leer más"

Imprimir
Javier Delgado
Publicado: 08 Septiembre 2016
Visto: 15403

IMG 20160908 103232

Comunicar es intercambiar información, pero también es compartir sentimientos y opiniones mediante el habla, la escritura u otro tipo de lenguajes.  Una comunicación sana y saludable debe permitirnos expresar lo que realmente pensamos o sentimos en cada situación con el máximo respeto y libertad.

Sin embargo, si no queremos quedarnos en una concepción instrumental o superficial de la comunicación que entienda solo que la clave del acto comunicativo está en poder dar nuestra opinión (aunque sea contraria a la del resto), debemos ahondar y trabajar en que comunicar es también compartir aquello en lo que de verdad creemos y por lo que apostamos. Por tanto, el paso previo requerirá conocernos más y mejor a nivel personal.

La comunicación, si transmite lo que realmente somos y estamos llamados a ser, une, integra, multiplica y, sobre todo, construye el principal pilar sobre el que se asientan y se consolidan todas las relaciones humanas (interpersonales y/o empresariales): la confianza.

primi sui motori con e-max